25 de junio de 2009

ERÓTICO


Una mujer desnuda
como un ovillo enroscada
escapa de algunos recuerdos
caen lágrimas de tormento.
Sus propios dedos caminan con afecto sobre su cuerpo
brotan sus poros en la piel lisa
de la juventud devastada.

Una mujer desnuda
y abandonada.

Una mujer que no cabe en el deseo que sueña
el viento lastima el calor que ella emana
el camino en su espalda
recorre lento las curvas
se hunde en la cintura
asoma a la altura de una línea moldeada.
Dos pezones rosados
comprimidos en el centro de una blancura blanda.

Una mujer desnuda
y abandonada.

Una mujer que no encastra en el pasado
su vida deja de ser lo que fue
dos muslos suaves
alientan el impulso de las pantorrillas
a la punta de los pies
empujando el presente.

Una mujer en silencio
la respiración temblando
los dedos húmedos
en el centro profundo de su cuerpo
las manos buscan encontrar otra piel.

El cuerpo mujer del desnudo abandonado
se arquea suplicante
y el presente ríe satisfecho
late y se desvanece.

Una vez más
el pasado quedó detenido
en un llanto a medio caer.

2 comentarios:

Sebastian Barrasa (El Zaiper) dijo...

Es super triste y entristecedor.

Muy emotivo.

Poesía en su estado puro.

Me alegra tenerte de regreso en la escritura.

No permitas que el silencio le gane a la palabra. Nunca.

Sos poeta. No hay demasiados. Debemos defender este don con trabajo.

Leo dijo...

Que lindos y cálidos sentimientos expresados por sensaciones corporales como sensoriales conteniendo en tu escrito el amor por lo que fue...y la esperanza por lo que vendrá...
Me gusta mucho como escribís y me encantaria que nunca lo dejes...
Sos una persona maravillosa y quiero que seas muy feliz...
Gracias por tus amables y sinceros comentarios en mi blog!...
Cariños, muchos de Leo